¡Hooolaaa! ¡Qué sorpresa tenerte de visita!!

¡Espero lo disfrutes y si lo deseás, podés dejar un comentario!





Salón de Pasos Perdidos en Facultad de Derecho

Salón de Pasos Perdidos en Facultad de Derecho
Exposición de Pinturas "Fecundidad" en el Salón de los Pasos Perdidos de la Facultad de Derecho UBA. Desde el 18 al 30 de abril de 2016

saradiciero@gmail.com


En facebook, me podés encontrar en mi página de artista http://www.facebook.com/saradiciero.artistaplastica







lunes, 12 de agosto de 2013

Nota en El Diario de la Región. Chaco. 11/8/2013


El domingo 11 de agosto de 2013, salió una nota que me realizó la periodista Marina Nill en el Suplemento "Alternativos" de El Diario de la Región de Resistencia, Chaco.


"Sara Diciero nació en diciembre de 1949 en la ciudad de Buenos Aires. Su infancia transcurre feliz y va perfilando una niña muy simpática, sonriente, amiguera pero muy rebelde, condición que muchas veces logró meterla en varios bretes, y otras le sirvió para afianzarse como persona, con una autoestima muy respetable.
Una vez finalizada la escuela secundaria, y dada su facilidad por las matemáticas, decidió seguir Computación Científica. En 1970 había comenzado a trabajar en un banco y en 1973 cuando se recibió, pasó al sector Sistemas. A partir de allí, siempre trabajó en computación comercial en instituciones bancarias y afines.
En 1978 se casó y formó una hermosa familia completándola con dos hijos que hoy en día ya tienen 31 y 29 años respectivamente, orgullo de sus padres.
Después que su hijo mayor Julián tuviera un año, Sara abandonó su trabajo para dedicarse a atender a su familia. Así, transcurrió el tiempo y llegó al mundo Valentín. Cuando su segundo hijo tenía casi un año, y dado su imperiosa necesidad de hacer algo productivo propio, una amiga le sugirió asistir a unas clases de pintura, actividad que le produjo sumo interés como percibiendo que era una señal, que podría ser el futuro camino para su vida. En noviembre de 1984 y casi al final del curso lectivo se comunicó con el Maestro Febo Marti y tuvo que negociar asistir durante un mes a su taller, porque como era lógico, las clases ya finalizaban y no se podría avanzar en el aprendizaje, pero dada su tenacidad, Sara le propuso al maestro que un mes sería suficiente para darse cuenta si la pintura podría llegar a interesarle realmente. Transcurrió el verano, y estaba tan entusiasmada que fue la primera alumna que llamó al maestro para preguntarle cuando comenzaba el curso.
La vida de Sara Diciero estuvo marcada por los viajes, tanto de placer como por trabajo de su esposo. Ni bien se casó, el matrimonio vivió 6 meses en 1978 en México DF, recorriendo varias ciudades y enriqueciéndose con esa combinación de culturas que se extiende a lo largo de todo el país.
Después de tomar clases durante 1985, la familia debió trasladarse a Madrid, España desde abril de 1986 durante más de tres años. ¡Para la incipiente actividad de Sara, el vivir en Europa, fue un ejercicio inigualable! El primer año lectivo que era de setiembre a junio del siguiente año, asistió al taller de Agustín Valle un pintor autodidacta, en donde Sara se sentía a sus anchas porque la enseñanza se basaba en un estilo contemporáneo y libre de pintura como el que había desarrollado en el taller de Marti. Lamentablemente, el pintor dejó sus clases y Sara llegó al taller de Pilar Alcázar, una profesora demasiado clásica, y con quien tomó clases de Dibujo tradicional, aunque no soportó esa rigidez del trabajo y la escasa libertad de expresión, y al cabo de un año remontó vuelo. Ya habiéndose instalado en la casa definitiva en Madrid, a medidos de 1986, Sara se encontró con la maravillosa coincidencia, de vivir en la misma urbanización que Perla Cervera, una argentina oriunda de Neuquén, que había realizado la carrera de Bellas Artes y apasionada por las actividades artísticas. Una vez por semana Perla y Sara recorrían diversas exposiciones, visitando galerías, museos o cualquier espacio cultural. Así Sara gozó de tener una profesora particular con la cual podía cuestionarle todo dado que eran amigas de la misma edad, y no se sentía obligada por ninguna circunstancia a controlarse en su opinión. Perla fue su profesora personal con clases prácticas sobre exposiciones de pintura diversas. ¡Una experiencia única!
Finalmente en Madrid, asistió al taller de Rosa Calduch, una pintora contemporánea donde pudo desarrollar su arte en libertad. En esos tres años, Sara nunca dejó de pintar en su casa y por su cuenta todo lo que ella quiso, detalle que repitió a lo largo de toda su vida interrumpidamente hasta la actualidad. Esa inquietud permanente la llevó a descubrir efectos, trazos, texturas, combinación de colores que a ella más le atraía y que iba seleccionando para realizar uno y otro trabajo en series, desarrollo que la nutrió de tal manera que logró pronto su estilo propio tan característico en la pintura de Sara Diciero.
Regresó a Argentina al taller de Martí hasta 1993, en que decidió trabajar sola. Sara descubrió otro mundo a partir de 1995 cuando empezó a concursar adquiriendo otra visión, otra relación con su carrera hasta que en 1998 el Maestro Marino Santa María la convocó para trabajar en su taller y a conformar el grupo de arte “Tea” bajo su coordinación y la de la crítica de Arte Rosa Faccaro por dos años. Ya desde 2001 Sara continúa desarrollando su actividad en forma independiente. Asistió a diversos cursos de arte contemporáneo.
Desde 2000 ilumina la obra desde atrás con el frente de resina pintado y usa como soporte una caja lumínica que presenta en conjunto como Instalaciones logrando un efecto impactante. Desarrolla arte digital desde 2009, pero intensamente a partir de 2012 cuando creó la serie “La Naturaleza merece respeto” en su defensa.
Intervino en más de 400 muestras en Museos, Galerías, Centros Culturales, Ferias y Bienales en el interior y en el exterior del país. Realizó 30 muestras individuales en Argentina: 2013 Corporación Buenos Aires Sur, 2012 British Arts Centre, 2011 SAAP, 2010 BAC UNLAM, 2010, 2009 Marcó del Pont, 2008 Centro Cultural del Sur, 2007 Manzana de las Luces, 2006 BAC, 2005 Casa de Cultura de Ramos Mejía 2004 Galería Núcleo de Arte, 2002 Centro Cultural Islas Malvinas, 2002 Marcó del Pont, 2001 Museo de Bellas Artes “Laureano Brizuela” de Catamarca, etc.
En Ferias de Arte participó en ArteBa 2001/2, Expotrastiendas 2004/5/7, VIII Feria del Libro Oeste Bonaerense en Ituzaingó 2005 donde expuso junto a Pérez Celis, Alicia Scavino, Marino Santa María y Eduardo Pla; Arte Clásica 2004/5/6 y Expo-artistas 2005 al 2010 donde se desempeñó como coordinadora plástica, etc.
Participó en concursos nacionales, municipales y privados en los que obtuvo 49 premios. Fue seleccionada en 2003 y 2008 en el XLVIII y LIII Salón Municipal Manuel Belgrano. Se desenvolvió como jurado en concursos de pintura.
Realizó muestras colectivas en la galería Guijuana de Arte en Buenos Aires, donde actualmente pueden verse algunas de sus obras. Numerosas exposiciones colectivas en: Museo Prov de La Plata, Galería Hoy en el Arte, Galería Praxis, Museo de Bellas Arte René Brusau en Resistencia donde exhibió 5 backlights y participación en proyectos como Paraguas intervenidos, Mapas de la Argentina, Baleros, Violencia contra la mujer, todas muestras itinerantes por varias ciudades argentinas .
En el exterior: expuso en Alemania, Austria, Bélgica, Brasil, Chile, Bienal de La Habana, Cuba1996, Dinamarca su obra formó parte de la “Bandera de Amor y Paz”, España, Francia, India, Italia, Puerto Rico, México, Rumania en mural “Arte por la paz”, Turquía donde su obra participó del mural “Horrores de la guerra”, Uruguay, etc. Fue representada en New York USA por 8th Elephant Contemporary Art Gallery, New York durante 2006/7.
Ilustró libro de poesía “Estuario, remotas estancias” de autora mexicana Reyna González Armendariz y de chilena Cecilia Conejeros Morales “Todo lo que has de olvidar” y de cuento infantil on line. Alumnas de todos los niveles del colegio y de la Universidad han realizado trabajos especiales basados en su obra, inclusive estudiantes de Costa Rica. Formó parte de la revista “5artes” en la que escribió varias notas en 2009/10. Hedwig Brenner escritora rumana la incluyó en el IV volumen de mujeres artistas plásticas. Su obra figura en numerosas publicaciones tanto argentinas como extranjeras: diarios, revistas, libros, Cds y sitios de Internet. Poseen sus obras: coleccionistas privados e Instituciones del país y del extranjero.
La obra de Sara Diciero se ubica dentro del Expresionismo Abstracto con tendencia hacia la Naturaleza. Trabaja el óleo diluido con texturas visuales de propia inventiva que vuelca en la tela realzando la obra; con intenso colorido transmite energía y pasión que invitan a viajar con la imaginación por lugares soñados".

No hay comentarios:

Publicar un comentario